Reset

Dicen que vivimos la época del gran Reset, el momento de repensarlo todo. Las corrientes subterráneas del cambio, latentes durante décadas, están aflorando y obligándonos, con inusitada rapidez, a repensar los cimientos de grandes pilares de nuestra sociedad.

Así que nos vemos en la obligación de reinventar la economía, demasiado anclada en la sociedad industrial, demasiado lastrada por vicios adquiridos durante décadas, demasiado obsesionada con el crecimiento, el consumismo o la especulación.

Tenemos que reinventar la política, refugio de mediocridad, desconectada de las realidades sociales y anclada en viejas ideologías que a casi nadie representan hoy día, pese a que siguen sirviendo de coartada constante para las tretas sentimentales de los políticos.

Tenemos que reinventar la sociedad, demasiado acostumbrada a una falsa sensación de riqueza creada por la economía y la política. También acostumbrada a dejar hacer, a no inmiscuirse, a no exigir, a obedecer dictados explícitos o implícitos, a ser pieza necesaria de los mecanismos de consumo.

Tenemos que reinventar el management y la empresa, repleto de lugares comunes y escaso en inventiva. Repleto de gestores desapasionados. Sometido invariablemente al Excel, al corto plazo, renunciando al futuro para enjugar el presente. Lleno de “bean counters” y “suits”, escaso en visionarios. En un mundo en el que Apple es la excepción hay motivos para reinventar muchas cosas.

Hay que reinventar mucho más: la educación, las relaciones sociales, las relaciones internacionales, la propiedad intelectual, nuestros propios estilos de vida… En muchos casos, a nosotros mismos.

Y en lo que toca a DiarioIP y a quien esto escribe, para no ser excepción, toca darle también al reset. Y eso es lo que hago. Ahora mismo. Con este post.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Sobre la crisis financiera

He estado leyendo extensamente sobre la gravísima crisis financiera que estamos viviendo, y que probablemente no ha hecho más que empezar a trasladarse a la economía real. Hoy he encontrado una interesante recopilación de los 10 artículos más interesantes sobre la crisis. Después de todos los análisis frívolos e interesados que he leído a este lado del charco no está de más algo de realismo. Una cosa es la crisis, otra las drásticas medidas gubernamentales que se han tomado en EEUU para atajarla. De la crisis en sí deduzco lo siguiente:

  • El exceso de regulación, o una mala regulación, propició la creación de instrumentos financieros cada vez más sofisticados y opacos. Lejos de ser un argumento pro-liberal (los liberales no se oponen a la regulación, siempre que no impida la libertad de mercado), sencillamente pone en evidencia a sucesivos gobiernos americanos desde hace casi 30 años (según algunos analistas, más).
  • Fanny y Freddie abusaban de su respaldo gubernamental (no entiendo muy bien su estatus, pero en mi ignorancia lo compararía a las cajas de ahorro), para hacer crecer de manera desproporcionada las hipotecas subprime, en cuyo exponencial desarrollo tuvieron no poco que ver regulaciones aprobadas en los 90 para facilitar el acceso a la vivienda de los más desfavorecidos.
  • La crisis no se queda ahí ni la culpa es sólo de los gobiernos que han consentido esta situación. El apalancamiento ha sido el gran mal que ha dado alas al crecimiento de los bancos, propiciado la especulación y las alzas de precios en mercados como el de la vivienda, y al que todos nos hemos sumado alegremente con hipotecas, ampliaciones de hipoteca, tarjetas de crédito, créditos personales, coches (yo he llegado a pensar que los Cayennes caían del cielo cual maná), etc. Nos hemos creído ricos de forma engañosa, entre otras cosas porque nunca hay que creerse rico salvo que tengas dinero en efectivo en el banco para retirarte y no tengas deudas.
  • Estas semanas he oído culpar desde el “neoliberalismo salvaje” al capitalismo en general por esta situación. Y en efecto, cosas como esta no pasaban en la Rusia soviética (eran todos más pobres que las ratas, simplemente). Pero el capitalismo esconde sus defectos en sus virtudes, y es fácil confundir la ambición con codicia. Y de eso hemos pecado todos, aunque las empresas financieras e inmobiliarias sean las primeras que está purgando el sistema. Menos matar el capitalismo y más hacer por que funcione mejor.

Y del intervencionismo transitorio del gobierno americano (un gobierno bastante poco liberal, todo sea dicho), aparte de lo lamentable que ha sido llegar a esta situación, poco cabe decir más que esperar que sea muy transitorio y que sirva al sistema para aprender la lección. De todas formas, tenemos crisis para rato.

Paro

Voy a introducir la categoría Economía en el blog porque el tema está dando mucho de sí (mucho más de lo que pensaba hace un año y de forma bastante más drástica). Hoy el paro ha llegado al 10,5% (más de 100.000 parados en agosto) y en cifras totales estamos en datos de 1998. Eran otros tiempos con un mercado de trabajo más pequeño, pero no deja de ser sintomático. El porcentaje previsto para tocar fondo es el 12,5% según las previsiones oficiales. Si hay algún tarado que a estas alturas se crea alguna previsión oficial (del ministerio o del Banco de España, tanto da) que levante la mano, porque no han dado ni una. Esto se decía a finales de abril: “El ministro de Economía, Pedro Solbes, corrigió el jueves la previsión en relación al paro hasta dejarlo al 9,8% para este año“. probablemente acabemos más cerca del 12%. Y eso que creo que, a pesar de ser tildado de agorero, he sido extraordinariamente optimista con esta crisis. Los datos están siendo tozudos. Zapatero ha dicho que este dato es “objetivamente malo” y el impagable José Blanco que “los españoles viven mejor que nunca“. No hay dudas sobre que Blanco viva mejor que nunca, el resto de los españoles no sé. La oposición en pleno, a todo esto, parece estar cazando gamusinos.

El contexto, más que preocupante, empieza a ser dramático, porque las perspectivas de aquí a final de año son de ir a peor, y en 2009 prefiero no pensar. En esta situación, parece ser que el partido en el poder quiere incentivar el empleo (¿público o privado?), y no parece que sea por la vía lógica de liberalizar el mercado de trabajo sino con subvenciones o desgravaciones. Si alguien piensa que resucitar a Keynes a estas alturas es buena idea a mi me parece clavar más clavos en nuestro propio ataud. Eso por no hablar de dogmatismos absurdos como mantener “las políticas sociales” (medio millón de parados más, eso sí es un problema social) o no tomar medidas drásticas de contención de gasto (sí, congelación de salarios de funcionarios, gente que tiene empleos vitalicios). Seguiré hablando de economía, de momento pienso que se está haciendo todo tan rematadamente mal que el gobierno parece aliado con la crisis.

Mi granito de arena en la crisis

Tengo que hablar con calma de crisis (a ver si en agosto puedo escribir algo y cojo carrerilla, porque llevo un año penoso) y la gravísima y fácilmente predecible situación -a pesar de la incompetencia manifiesta de nuestros políticos y pseudoeconomistas- que estamos viviendo. Pero en un momento en que cualquier aportación al consumo es bienvenida, yo voy a hacer mis dos aportaciones a la crisis de consumo nacional, y me desentiendo de sus consecuencias. El presidente pide que consumamos, y aunque hay muchas razones para no hacerle ni caso hay dos cosas que no me sale de las narices consumir en este país, a saber:

  • Libros: soy un ávido comprador de libros… en Amazon.com. En España rara vez compro libros, pero creo que voy a hacer el mismo propósito que hice en 1997 (entonces fue no comprar un sólo disco compacto y lo he cumplido escrupulosamente) y comprar libros sólo fuera de España, donde el sector editorial no goce de una protección gubernamental propia del franquismo, anacrónica y lamentable. Cuando se acabe la prebenda absurda de que goza el sector hablaremos, hasta entonces me desentiendo de la suerte del sector editorial español.
  • Cualquier dispositivo con canon: sí, incluyo móviles y discos duros. No voy a comprar nada en España que suponga un solo euro para las entidades de gestión. Es una cuestión de principios, ya he explicado mi insumisión al canon y la mantengo

.

Entiendo que nuestro gobierno quiera mantener las “políticas sociales”, entendiendo por “sociales” a aquellas que ayudan a las sociedades de gestión, a sus queridos -y extremadamente pelotas- artistas, y a distintas sociedades mercantiles que imponen sobre el libro el terrible gravamen de no poder vender libros con libertad de precios en un mercado normal (no diré mercado libre, que es una expresión proscrita). Pero mientras la economía española se está pegando el gran tortazo que llevo año y medio vaticinando (y no, no es que yo sea buen profeta, es que era de cajón de madera de pino), la existencia de estas leyes frívolas es una losa más sobre la incompetencia de éste gobierno. Losa que pesa en el bolsillo a todos los españoles. Así que desde ahora ni un libro ni nada canonizado. A ver si somos multitud y a alguien en este páis le da por hacer algo con dos dedos de frente.

Razones para no dejar el trabajo

Releyendo a Ángel de Presión Blogosférica encuentro un interesante post que aboga por renovar la carrera profesional, y expone las razones habituales para no hacerlo. Entre ellas una que me suena:

  • Es que si quieren que me vaya, me tienen que indemnizar, que llevo mucho tiempo en la empresa y eso es una pastizarra. Esta es de las mejores. Es una fábrica de despedidos interiores, ya que la empresa rara vez va a soltar la ansiada morterada, y tú no estás tan determinado como para negociar con tu empresa o forzar una salida (si no, ya lo habrías hecho). Quieres que te echen, pero sigues haciendo lo mínimo imprescindible para que no te busquen un despido procedente. Pues la verdad es que, si me tiras de la lengua, no solo eres bastante cobarde: eres un poco chorizo. La empresa sigue pagándote un cien por cien del salario, pero tu rindes un veinte por ciento. Te justificas en que la empresa te trata muy mal, pero ¿cómo estás tratando tú a la empresa?”

El que quiera oír, que oiga. Eso sí, los niveles de miseria moral que algunos están dispuestos a alcanzar para pactar el tan ansiado despido sorprenderían al más pintado, la Verdad.

Conclusiones electorales

Conclusiones rápidas:

  • El PSOE gana subiendo mucho menos de lo que esperaba, y el PP pierde subiendo mucho más de lo que cabía esperar. Suben los dos, para mi gusto pierden los dos.
  • Los nacionalismos radicales se hunden. España no se rompe.
  • El PSOE de Zapatero gana votos por la extrema izquierda y el nacionalismo radical, y los pierde por el centro. El PP de Acebes, Zaplana, Martínez Pujalte y compañía gana escaños… ¡del centro! Me parece la conclusión más descacharrante de las elecciones. Si un PP tan escorado rebaña del centro, con políticos tipo Gallardón otro gallo habría cantado
  • Rosa Díez es la gran ganadora de estas elecciones, un modelo alternativo con vision nacional y antinacionalista entra en el Congreso. Sigue la estela de Ciutadans en Cataluña. Es la mejor noticia de estas elecciones.
  • Izquierda Hundida.
  • La España bipartidista clama por grandes acuerdos y más centrismo, paradoja de un voto útil más polarizado.
  • La crisis económica -y la recesión- le tocará manejarla a Solbes, y a un Zapatero que todavía no ha tenido sus dos tardes para aprender economía. La buena suerte que deseaba ZP nos va a hacer falta. A los mileuristas, más.

Y a partir de mañana dejo de hablar de política.

Reflexionando…

Como hoy es jornada de “reflexión” voy a hacer algunas reflexiones sobre lo poco que puedo hablar:

  • Ayer ETA asesinó de nuevo, y eso de por sí es una tragedia. La náusea continua que producen estas bestias se acrecienta por el hecho de que fuera dos días antes de las elecciones. ETA pretendía plagiar a los islamistas de hace cuatro años y alterar el resultado. No creo que sea el caso pero los amantes de las conspiranoias ya tienen gasolina para cuatro años. El terrorismo no pesa en mi voto, ni a favor ni en contra de nadie. En contra de ETA sí.

(sigue leyendo dentro)
Continúa leyendo…